miércoles, 16 de octubre de 2019

Evento asociado a la inmunización con PRS en Cuba: Las vacunas no son el problema (+ Infografías)




La PRS comenzó a aplicarse en el esquema nacional de vacunación en 1986. Foto: Natali Mis/ Shutterstock.
En la tarde del pasado siete de octubre, una bebé de un año de vida llegó al Hospital Pediátrico de Centro Habana. Fue ingresada de inmediato. Apenas unas horas antes había recibido la vacuna triple viral PRS en el Policlínico Betancourt Neninger, del municipio de Habana del Este.

Desde entonces, el doctor Roberto Álvarez Fumero graba en su memoria cada uno de los minutos transcurridos hasta hoy. “La primera paciente presentaba fiebre, vómitos, aumento de volumen en la zona donde se le puso la vacuna y un cuadro de shock tóxico. Requirió medidas de cuidados intensivos”, cuenta el reconocido pediatra cubano.

Ese mismo día, al oscurecer, otra niña era remitida desde el Hospital Militar Central Luis Díaz Soto hacia el pediátrico Marfán Borrás, en el Vedado capitalino. “Paloma Domínguez Caballero tenía un cuadro de fiebre y vómitos asociados a haberse vacunado en la mañana en el mismo policlínico de Alamar”, confirma el también jefe del departamento Materno Infantil del Ministerio de Salud Pública (MINSAP).
El estado de gravedad de las niñas movilizó al equipo de profesionales y directivos de ambas instituciones pediátricas de La Habana. Esa misma noche se creaba, en la sede del MINSAP, una comisión ministerial para investigar por qué dos bebés presentaban un evento de reacción severa a la inmunización con PRS, una vacuna que debía protegerlas contra la parotiditis, la rubéola y el sarampión. Tres enfermedades que en Cuba están eliminadas.

El doctor Francisco Alberto Durán García, director nacional de Epidemiología, explica que esta vacuna comenzó a aplicarse en el esquema nacional de vacunación en 1986. “Hasta el año pasado se habían aplicado en el país más de 9 200 000 dosis de PRS a niños de uno y seis años de edad”.
Aunque en Cuba se producen ocho tipos de vacunas, la PRS es importada. “Hace más de cinco años se le compra a la productora Serum Institute, de la India. Está certificada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y avalada por nuestro Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (CECMED)”.
CECMED: Autoridad Reguladora de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos de la República de Cuba, encargada de promover y proteger la salud pública a través de un sistema regulador capaz de garantizar el acceso oportuno al mercado de productos con calidad, seguridad, eficacia e información veraz para su uso racional.
Una vez diagnosticados los casos, el ministro de Salud Pública cubano se reunía con directivos del organismo para evaluar la situación. Se adoptaron las siguientes medidas:
  • Reforzar la atención médica que recibían los niños afectados.
  • Incrementar, por parte de los médicos y enfermeras de la familia, la vigilancia en el área de salud donde fueron vacunadas las bebés.
  • Emitir una alerta al resto de las provincias para retener transitoriamente el lote con el cual se vacunó a las menores.
  • Designar a una comisión ministerial investigadora para esclarecer el evento.
“La comisión aún investiga con profundidad. En estos momentos realiza exámenes de mucho rigor para llegar a una conclusión certera”, informa a Cubadebate el doctor Álvarez Fumero.

La vacuna


Cada vez que se va a introducir una vacuna en Cuba, el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (CECMED) debe avalarla, aun cuando esté precalificada por la OMS, organismo responsable de evaluar, calificar y recomendar las vacunas que Naciones Unidas adquiere para distribuirlas en muchos países del mundo a través de sus campañas de inmunización.
Una vacuna precalificada por la OMS es un producto sometido a la consideración de un grupo de expertos internacionales que evalúa su seguridad, calidad y eficacia para ponerlo a disposición del país que lo necesite. La precalificación permite expandir el acceso a la vacuna.
Pero independientemente de ello, “las autoridades nacionales tenemos la responsabilidad de comprobar que la llegada del producto al país es correcta, que mantiene sus condiciones y está apto para su uso. Y eso es lo que hace el CECMED antes de determinar la liberación del lote”, expone el Doctor en Ciencias Rafael Pérez Cristiá, director general de la institución cubana.

Las vacunas son productos biológicos que están estrictamente regulados desde su producción, distribución y uso. “Todas se producen por un régimen de lotes. Cada lote tiene su individualidad, uno es diferente del otro. Por lo tanto, cuando hablamos de un número de lote, no nos estamos refiriendo a la vacuna, sino a ese lote en específico”, explica.

“Son productos muy buenos para la prevención de las enfermedades, pero también tienen sus riesgos. Producen reacciones adversas que son esperadas. Todo el que se ha vacunado sabe que luego va a sentir dolores, se le va a inflamar la zona donde fue inyectado, va a darle un poco de fiebre... Estas son reacciones esperadas que pueden tener diferente magnitud”.

Pérez Cristiá comenta que a lo largo de los años la vacuna PRS ha demostrado una alta seguridad y una baja reactogenicidad; o sea, una baja producción de eventos adversos. Y explica el término: la fiebre, el dolor en el hombro, la inflamación y el enrojecimiento son reacciones adversas esperadas tras su administración. Ahora, este hecho acontecido con los cinco menores identificados es un evento adverso asociado a la vacunación.
“La reacción adversa es solo una parte del evento. El evento va más allá, es todo lo que sucede asociado al momento en que usted vacunó. Está circunscrito a un policlínico, a un vacunatorio específico, que no es del lote, sino de las dosis que se aplicaron allí. Es una cuestión puntual que se está investigando para determinar la real causa”, subraya.

Este lote de 8 700 bulbos fue liberado por el CECMED porque reunía todas las características y cualidades de calidad que debe tener la vacuna PRS. Además, el mismo lote ha sido distribuido en todo el sistema de Salud Pública, advierte el doctor Reinaldo Hevia Pumariega, jefe del departamento de Inspección y Vigilancia del CECMED.

“Cada vez que se libera un lote para su distribución y uso en toda Cuba se aplica un control estricto sobre él. Nuestra institución extrema la vigilancia durante el uso de las vacunas en el país y lo evalúa periódicamente, coordinado con el sistema de vigilancia del Programa Nacional de Inmunización”, aclara Hevia Pumariega.
Añade el doctor Durán García que en todos los vacunatorios existen las condiciones creadas para almacenar el producto y el personal entrenado para su aplicación.

Desde el mes de febrero y hasta el pasado 7 de octubre, en el país se habían administrado 43 630 dosis del lote de vacunas PRS administrado a los cinco niños detectados con sintomatología.
“También hay otros lotes que hoy están circulando dentro del sistema y no ha existido ningún evento adverso, solo las reacciones inherentes a la vacuna, cuya incidencia está por debajo de lo esperado. Puede ser de hasta 1% y en Cuba es de 0.04%”, apunta Pérez Cristiá.
Las vacunas son medicamentos de origen biológico que tienen una variabilidad intrínseca, individual, apunta Hevia Pumariega. “Los ensayos que se le piden a una vacuna son más rigurosos que para cualquier otro tipo de medicamento que se use en el país, pues son complejas, tienen un particular proceso de fabricación y van dirigidas a una población altamente sensible”.

“La vacuna no es el problema. Es una vacuna triple viral que protege contra tres enfermedades que son graves, y que por el uso de este producto hoy están eliminadas de nuestro país”, afirma el director general del Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos.

El doctor Roberto Álvarez Fumero señala que “hasta donde han avanzado las investigaciones, este evento no está asociado al uso de ese lote de vacunas, porque se han aplicado otras 43 630 dosis, y está focalizado en cinco niños vacunados en el Policlínico Betancourt Neninger del municipio de Habana del Este, provincia de La Habana”. No obstante, “la comisión investigadora continúa realizando su indagaciones”.

Los niños y los médicos

Cuentan los doctores que a partir del incremento de la vigilancia del sistema de Salud Pública, el 8 de octubre fueron identificados otros dos niños -una hembra y un varón- que también habían sido vacunados en el Betancourt Neninger.

“Presentaban reacciones, pero no con la gravedad de las bebés que ya recibían atención médica especializada. Estos nuevos casos fueron ingresados en el Hospital Pediátrico de Centro Habana”, asevera Álvarez Fumero.
El quinto niño estaba ingresado en el pediátrico Borrás Marfán por otra causa clínica. La situación atípica que se vivía con Paloma estremeció a todo el hospital. Los padres del pequeño se enteraron e informaron que su hijo había sido vacunado en el mismo policlínico días antes. De inmediato, se incorporó como un nuevo caso a tener en cuenta.

“En función de los cuidados de estos niños ha estado un equipo multidisciplinario: médicos intensivistas pediatras, infectólogos, nefrólogos, a quienes se han unido ortopédicos, dermatólogos, anestesistas, especialistas en traumatología y cirugía reconstructiva, psicólogos y otros especialistas. Asimismo, se reforzó el grupo de enfermería con el personal de mayor calificación de los dos pediátricos.

“Desde la noche del lunes 7 se movilizaron los expertos de mayor nivel en terapia intensiva, se hicieron discusiones colegiadas y se tomaron las conductas que requería cada uno de los problemas que iban mostrando las dos primeras pacientes”, asevera Álvarez Fumero, máster en Atención Integral al Niño.

La dirección de los hospitales pediátricos Borrás Marfán y Centro Habana, los directivos de salud de la provincia y el doctor Álvarez Fumero, como jefe del departamento Materno Infantil en el Ministerio de Salud Pública, estuvieron y están pendientes de cada detalle en ambas instituciones médicas. Así lo han reconocido los familiares de los cinco menores.

“Los padres fueron oportunamente informados del estado de salud de sus hijos. Conversé personalmente con los familiares de Paloma y respondí las dudas del padre respecto al estado de salud de la pequeña, su pronóstico...

“Nunca nos presentamos como autoridades del Ministerio de Salud Pública, porque nuestra misión allí era garantizar una atención médica de calidad, no ser reconocidos por nuestros cargos. Éramos médicos atendiendo celosamente a una paciente”, señala el también profesor auxiliar de Pediatría.

El miércoles 9 de octubre, en horas de la noche, falleció la bebé Paloma Domínguez Caballero “después de mucho batallar, debido a severas complicaciones y una disfunción multiorgánica. Su sistema inmune no respondió como esperábamos”, lamenta el jefe del departamento Materno Infantil en el Ministerio de Salud Pública.

Los padres de Paloma se trasladaron hacia la provincia de Ciego de Ávila, pero el doctor contactó con ellos vía telefónica. “Le expliqué a la mamá de Paloma que lamentábamos la pérdida de su niña, que estábamos investigando las causas y que, ante cualquier necesidad de apoyo, todo el sistema de salud estaba a su disposición”.

¿Cómo se encuentran los otros cuatro pequeños?
–Dos se encuentran fuera de peligro y en ausencia total de reacciones. Los otros dos siguen bajo seguimiento estricto pero evolucionan favorablemente. Todos están bajo una atención médica multidisciplinaria y priorizada. Con sus familiares mantenemos una sistemática información clínica sobre la evolución de los niños.

¿Por qué vacunar?


El Programa Nacional de Inmunización (PNI) se creó en Cuba en el año 1962 con la introducción de cinco vacunas. Administra 11 vacunas, protege contra 13 enfermedades y todos los años alcanza un 99.5% de cobertura en todo el país, resalta la Doctora en Ciencias Médicas Belkys Galindo Santana, epidemióloga del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí.

Galindo Santana identifica como una de las fortalezas la creación del sistema de vigilancia de eventos adversos a la vacunación, insertado dentro del PNI. “Permite garantizar la seguridad del vacunado, la confiabilidad, y cumple la exigencia de la autoridad regulatoria de control”.

Según Durán García, director nacional de Epidemiología, el sistema de vigilancia permite que, allí donde se produzca la más mínima reacción a la administración de una vacuna, “en cualquier punto de nuestra geografía, se identifique y atienda al paciente donde mismo recibe la dosis, en la atención primaria de salud”.

“El médico de familia es el ejecutor principal, el encargado de la vigilancia ante cualquier síntoma, ante cualquier reacción. Eso es una fortaleza del país”, agrega Belkys Galindo.

Este hecho aislado, del cual no se registra antecedente con la vacuna PRS, no debe generar en los padres ni en la familia cubana temor a que sus hijos sigan siendo beneficiados por el esquema de vacunación diseñado para ellos, alerta el doctor Roberto Álvarez Fumero.

“Un niño no vacunado corre un riesgo muy alto, porque está expuesto a padecer enfermedades peligrosas para su vida. Los beneficios de las vacunas son muy superiores a las reacciones adversas que puedan provocar, incluso, más graves que estas que hoy estamos investigando”, concluye el jefe del departamento Materno Infantil en el Ministerio de Salud Pública de Cuba.


sábado, 12 de octubre de 2019

La ciudad de Matanzas

Nuestra ciudad de Matanzas en su Aniversario 326

Semana difícil para Trump entre investigación y fallos judiciales

Por Martha Andrés Román

Washington, 12 oct (Prensa Latina) El presidente estadounidense, Donald Trump, cierra hoy una difícil semana marcada por la profundización de la pesquisa de juicio político en su contra en la Cámara de Representantes, y por varias derrotas judiciales.

Desde el lanzamiento de la investigación en el Capitolio el pasado 24 de septiembre, el gobernante republicano ha acusado a los demócratas de 'acoso presidencial' y de emprender una cacería de brujas en su contra, al tiempo que defiende como totalmente adecuadas sus interacciones con Ucrania, las cuales motivaron ese proceso.

Pero las cosas parecen complicarse para el jefe de Estado, en medio de los reportes sobre un segundo funcionario de inteligencia preocupado por sus tratos con el país europeo, y el creciente número de citaciones que está emitiendo la Cámara Baja para llamar a testigos a dar su testimonio.

La pesquisa de ese órgano legislativo, que podría llevar a una acusación formal y a la realización de un juicio político en el Senado en busca de su destitución, gira en torno a sus llamados a Kiev para que investigue al exvicemandatario y candidato presidencial demócrata Joe Biden.

Mientras Trump asegura que sus peticiones a Ucrania responden a un interés en luchar contra la corrupción, los demócratas sostienen que se tratan de un abuso del cargo, porque presiona a un país extranjero para que interfiera en las elecciones de 2020.

El público estadounidense parece estar cada vez más de acuerdo con los miembros del partido azul, pues los últimos sondeos sobre el tema ya arrojan un apoyo mayoritario a ese proceso.

La cadena de televisión Fox News, que suele gozar de la preferencia del jefe de Estado, por darle una cobertura generalmente favorable a su administración, publicó una encuesta el miércoles en la cual un 51 por ciento de los entrevistados dijo respaldar de que Trump sea acusado y destituido de su cargo.

Desde el día en que anuncié que me postulaba para presidente, nunca tuve una buena encuesta de Fox News. Cualquiera que sea su encuestador, apesta, expresó Trump en Twitter en reacción a ese sondeo, y llegó a decir que esa cadena 'ya no cumple con Estados Unidos'.

Como parte de la estrategia de la Casa Blanca en medio de este panorama, la mansión ejecutiva envió el martes una carta a la titular de la Cámara Baja, Nancy Pelosi, y a los líderes de tres comités legislativos, para informarles que no cooperará con la pesquisa.

A su vez, el Departamento de Justicia ordenó al embajador de Estados Unidos ante la Unión Europea, Gordon Sondland, no asistir a una deposición prevista para ese mismo día en la investigación de juicio político, aunque ayer sus abogados confirmaron que finalmente comparecerá el 17 de octubre.

También este viernes, los tres comités de la Cámara de Representantes encargados de la pesquisa contaron con la declaración de la exembajadora en Ucrania Marie Yovanovitch, quien fue despedida abruptamente en mayo pasado.

Esa funcionaria del servicio exterior manifestó en el Congreso que Trump presionó al Departamento de Estado para sacarla del cargo, tras acusaciones sin fundamento promovidas por Rudy Giuliani, abogado personal del mandatario.

REVESES EN LOS TRIBUNALES

Además de lidiar con las tramas del proceso en el Capitolio, Trump enfrentó en los últimos días varios reveses judiciales, relacionados con su negativa a hacer públicas sus declaraciones de impuestos, y con sus controvertidas políticas migratorias.

El lunes, un juez federal de Nueva York rechazó el argumento del gobernante de que los presidentes en ejercicio son inmunes a las investigaciones penales, lo cual permitiría a la Oficina del Fiscal de Distrito de Manhattan tener acceso a ocho años de sus registros.

De inmediato los abogados de Trump apelaron y un tribunal de apelaciones otorgó un aplazamiento que impidió la inmediata entrada en vigor de esa sentencia, pero solo hasta que esa propia instancia pueda considerar el tema de manera expedita y emitir un fallo al respecto.

En tanto, este viernes, la Corte de Apelaciones para el Distrito de Columbia determinó que un panel parlamentario sí tiene poder para solicitar las declaraciones de impuestos de Trump, y rechazó una solicitud del presidente de bloquear esos esfuerzos.

Además, un magistrado neoyorquino emitió una orden que bloquea temporalmente a nivel nacional una polémica regla del ejecutivo destinada a negar la residencia legal a inmigrantes dependientes de ayudas gubernamentales.

Y en El Paso, Texas, un juez consideró ilegal la declaración de emergencia realizada por Trump en febrero para desviar fondos militares hacia la construcción de un muro en la frontera sur, como reafirmación de que también en las cortes los retos del gobernante son grandes.

viernes, 11 de octubre de 2019

Impeachment Trump: Cada vez más republicanos están apoyando un juicio político contra el presidente


Impeachment Trump: Encuestas revelan que cada vez más republicanos están apoyando un juicio político contra el presidente 
 
El panorama de cara a las elecciones presidenciales 2020 no lucen del todo bien para el mandatario estadounidense Donald Trump. Desde el escándalo que se desató en septiembre sobre Trump presionando a Ucrania para investigar a su contrincante el ex vicepresidente Joe Biden, y a su hijo Hunter, cada vez son más los republicanos que apoyan un juicio político en su contra según encuestas.

Fue el pasado 24 de septiembre que la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, anunciaba que por votación se daría paso al impeachment contra Trump. Algo que significado un logro para los demócratas.
Ahora lo que está ocurriendo es que los republicanos también se están sumando al partido opositor, dándole mayor fuerza al inicio de una investigación que podría significar el fin de la Administración Trump.

Una encuesta de Washington Post–Schar School publicada el martes encontró que casi el 30 por ciento de los republicanos actualmente apoya la investigación de la acusación y casi el 20 por ciento apoya un voto en el Senado para destituir al presidente si es acusado en el Congreso. Desde julio, el apoyo al impeachment ha crecido 25 punto en los demócratas, 21 entre los republicanos y 20 entre independientes.

Otra encuesta de FiveThirtyEight, el apoyo a la destitución entre los republicanos aumentó del 8% el mes pasado al 16,2% en la actualidad, mientras que el apoyo entre los independientes aumentó del 33,9% al 44,4%.
La última encuesta de USA Today-Ipsos encontró que el 30 por ciento de los republicanos ve la presión de Trump sobre Ucrania para investigar a Biden como un abuso de poder, y el 17 por ciento de los votantes republicanos apoya la investigación de la Cámara.

Y una encuesta de The Washington Post, en general, el 62 por ciento de los votantes dijo que las acciones de Trump fueron inapropiadas y que se equivocó al presionar a Ucrania para que investigara a Biden, y el 58 por ciento dijo apoyar la destitución.
 
Además una encuesta de FOX News, medio televisivo por el que Donald Trump ha mostrado favoritismo, reveló este jueves que el apoyo al juicio político ha alcanzado un nivel más alto. El reporte señala que el 51% apoya el impeachment y la destitución del presidente Trump. Un 4% dice estar de acuerdo con el impeachment pero no con la destitución y el 40% mantiene su apoyo al mandatario.

“La investigación muestra que la opinión a menudo sigue a las señales de élite y que los republicanos un poco menos de 1 de cada 5 que ahora respaldan el juicio político son probablemente el tipo de republicanos escépticos de Trump que motivarían las críticas públicas”, subrayó Chris Wilson, veterano republicano citado por The Hill.

miércoles, 9 de octubre de 2019

Elliott Abrams: Estados Unidos prepara nuevas sanciones contra Cuba



Elliott Abrams, enviado especial de Estados Unidos para Venezuela. Foto: Carolyn Kaster / AP.
En el mismo día en que entran en vigor las más recientes medidas de la administración Trump contra Cuba, el representante especial de EE.UU. sobre Venezuela, Elliott Abrams, ha declarado que la Casa Blanca “está considerando” nuevas sanciones contra la Isla.

En una entrevista con Reuters en su oficina del Departamento de Estado, Abrams dijo que “siempre estamos buscando formas de presionar (a Cuba) porque no vemos ninguna mejora en su conducta”, esgrimiendo el argumento de las relaciones con el gobierno legítimo de Venezuela.

Las sanciones contra Cuba que se están considerando, y se esperan para “las próximas semanas”, probablemente apunten al sector turístico y a cortar el suministro de petróleo que Venezuela entrega a La Habana sobre la base de una lista negra de tanqueros usados para transportar los suministros, sostuvo bajo condición de anonimato un segundo funcionario de alto rango del Gobierno estadounidense.

La frustración de Trump por el fracaso de su campaña de “máxima presión” para que Maduro abandone el poder ha llevado a sus asesores de política exterior a preparar nuevas medidas y presionar a países europeos y latinoamericanos para que impongan sanciones más duras a Venezuela, agregó esa fuente.

Según el reporte de Reuters, en la mira está también el apoyo de Rusia a Caracas. El gigante petrolero Rosneft ha ayudado a Venezuela a comercializar su crudo desde que Washington impuso sanciones a la petrolera estatal PDVSA en enero.

Cuando se le preguntó si Washington está preparando sanciones contra Rosneft, Abrams dijo que el Gobierno está “observando más de cerca a Rosneft por su apoyo al régimen”, pero se negó a especificar entidades o personas.

A comienzos de agosto, Washington congeló los activos del Gobierno venezolano en Estados Unidos y amenazó con “sanciones secundarias” a cualquier empresa relacionada con Maduro, en una nueva escalada de presión que se estimó apuntaría a Rosneft.

Abrams dijo que Washington ahora intenta “dar nombres” y que se esperan nuevas sanciones a individuos en los próximos tres meses.

Pero funcionarios estadounidenses reconocen la cautela respecto a apuntar a una compañía de tanto alcance como Rosneft por sus lazos con Venezuela. “No podemos darnos el lujo de improvisar”, dijo a Reuters el alto funcionario de la Casa Blanca, enfatizando que no se refería específicamente a Rosneft.

“Si se trata de una empresa que solo está haciendo negocios en Venezuela, se podría actuar. Pero cuando se trata de entidades que tienen múltiples componentes, tenemos que ser minuciosos”
.
El Gobierno de Trump también reconoce el riesgo de sumar presiones a la relación entre Estados Unidos y Rusia, tensa por desacuerdos geopolíticos en temas como Siria, Ucrania y el control de armas.

(Con información de Reuters)