miércoles, 17 de julio de 2019

¿Cómo ven a #Cuba los aspirantes demócratas? (+Fotos) #USA


 

Los principales aspirantes para la candidatura demócrata en Estados Unidos han tenido pronunciamientos favorables a una mejor relación bilatera
l…
Cualquiera de las figuras en competencia sería una mejor opción que Trump para encaminar las relaciones con Cuba en una mejor dirección. (Getty Images)

 Sin embargo, el primer debate el mes pasado despejó algunas interrogantes, y aunque todavía hay más de 20 aspirantes en competencia, están más claros los nombres de quiénes tienen mayores posibilidades.

De acuerdo con las encuestas, sigue en la delantera Joe Biden, aunque el ex vicepresidente ha visto disminuir su popularidad después del debate, donde no tuvo la actuación destacada que muchos esperaban.

Detrás marchan los senadores Bernie Sanders, Elizabeth Warren y KamalaHarris. El orden de preferencia de los votantes varía según la encuesta que revisemos, pero Warren y Harris han tenido un ascenso en sus números durante las últimas semanas.

Les sigue –aunque más alejado de la cima– Peter Buttigieg, alcalde de la ciudad de South Bend, en Indiana. Se trata de un exmilitar, que es el primer aspirante presidencial abiertamente gay del Partido Demócrata. Pero si tratamos de mirar más allá de la polémica que puede generar, no encontraremos en la campaña de Buttigieg demasiadas propuestas concretas.
Datos de Morning Consult
De hecho, el único que ha dicho claramente lo que quiere y cómo piensa conseguirlo es el senador por Vermont, Bernie Sanders. Tanto en entrevistas como en discursos, ha explicado que su propuesta de “Socialismo Democrático” tiene cinco líneas fundamentales de política: el acceso a un seguro médico universal, porque la salud debe ser considerada un derecho humano; la posibilidad de empleo digno para todos; vivienda asequible; reformas al sistema educacional, especialmente matrícula gratuita en universidades públicas; y un medio ambiente limpio.

Las senadoras Elizabeth Warren, por Massachusetts, y Kamala Harris, por California, son consideradas también “liberales”. De acuerdo con Nate Silver, estadístico y escritor estadounidense que se dedica a analizar los procesos electorales, Harris es una opción de consenso, que espera unir en una coalición a diferentes facciones del partido: negros y blancos, liberales y moderados. En opinión de ese experto, Warren está algo más a la izquierda del status quo, aunque no significa un rompimiento, como lo sería Sanders.

Hasta ahora, el establishment del Partido Demócrata ha dado muestras de preferir a Joe Biden, quien ha desarrollado su campaña sobre la idea de ser un continuador del legado de Barack Obama.

Para Cuba, esa continuidad significaría un mejoramiento de las relaciones con Estados Unidos. Sin caer en el campo de la especulación, es difícil explicar ahora mismo cómo ocurriría eso en la práctica, hasta dónde o a qué velocidad se produciría ese mejoramiento, pero es casi seguro que estaríamos en un mejor escenario que el actual.

En un artículo de opinión, Biden escribió que las políticas de Trump han “limitado la capacidad de los cubanoamericanos para reunirse y apoyar a sus familias”, y afirmó, además, que la política hacia América Latina de la actual administración es una restauración de la Guerra Fría y un “desastre ineficaz”.
Sin embargo, Biden no está solo en esas críticas a Trump. De acuerdo con un estudio de Engage Cuba, una coalición que realiza lobby en Washington a favor del levantamiento del bloqueo, casi todos los aspirantes demócratas se han mostrado favorables a un mejoramiento de las relaciones bilaterales.

Elizabeth Warren, por ejemplo, copatrocinóen 2017 un proyecto de ley que hubiera permitido a los estadounidenses viajar libremente a nuestro país, y apoya otropresentado en febrero que posibilitaría las exportaciones. Asimismo, firmó junto a otros senadores una carta donde criticaron la decisión de la administración Trump de prohibir los viajes “people-to-people” y las visitas de cruceros a la Isla.

Bernie Sanders fue otro de los firmantes de esa misiva, y también copatrocinó el proyecto de viajes en 2017. Además, durante un debate demócrata en 2016 se declaró explícitamente contra el bloqueo. “Creo que tenemos que acabar con el bloqueo”, dijo. “Deberíamos avanzar hacia relaciones políticas plenas y normalizadas con Cuba”.

Por su parte, Kamala Harris también apoyó el proyecto en 2017 para eliminar las restricciones de viajes, aunque el estudio de Engage Cuba no encontró otros pronunciamientos suyos sobre el tema.
Promedio de encuestas de RealClearPolitics.
La lucha demócrata aún está en sus inicios, pues la fecha para la elección primaria inicial, en el estado de Iowa, es el 3 de febrero de 2020. Más tarde, en julio, cuando se realice la Convención Nacional del Partido, sabremos oficialmente quién competirá contra el candidato republicano el 3 de noviembre.
Muchas cosas pueden pasar hasta entonces, incluidos nuevos posicionamientos con respecto a temas de política interna o exterior. Además, hay que esperar a que el candidato que resulte ganador en las primarias, al enfrentarse a Trump, mueva sus posiciones en un sentido u otro, en caso de que Cuba se convierta en uno de los temas de la contienda.
No sería extraño que eso ocurriera, sobre todo por la importancia de Florida para las elecciones generales. En el caso de Trump, parece claro que para ganar en ese estado está apostando por un discurso de línea dura contra Cuba y Venezuela.
En cuanto a los demócratas, aunque sabemos que una cosa es antes, y otra después de sentarse en el Despacho Oval, con lo que conocemos hasta ahora podemos suponer que cualquiera de las figuras en competencia sería una mejor opción que Trump para encaminar las relaciones con Cuba en una mejor dirección.

Cuando los cruceros no llegan: Una lección de democracia. Por Iroel Sánchez


 
e

Ochocientos mil es un número grande y si se trata de personas puede ser la cantidad de habitantes de una ciudad y hasta de un país, o la cifra de miembros de un movimiento social o político. Es de esperar que en una democracia, que se cancele abruptamente, por decisión unipersonal de un gobernante, algo que ochocientas mil personas se habían propuesto hacer, debería generar encendidas protestas en las calles y largos debates en los medios de comunicación y en el parlamento.

Pero si, además, es un secreto a voces que esa decisión unipersonal es el fruto de cabildeos en los que se complace a unos pocos políticos para obtener de ellos apoyo en un distrito que se juzga decisivo para una elección presidencial entonces en esa democracia modelo debería, como dice una antigua frase, “arder Troya”.
Sin embargo, debido a una decisión del Presidente Donald Trump, ochocientos mil ciudadanos estadounidenses han perdido sus reservas para viajar como como cruceristas a Cuba y todos felices.

¿Protestas de los afectados? Ninguna. ¿Debates en el Congreso federal? Ninguno. ¿Editoriales de los periódicos? Mucho menos.

Cuando el gobierno cubano puso un límite de precios a los transportistas privados para garantizar la accesibilidad de ese servicio y eso provocó desacuerdos entre choferes y dueños, muchos medios de comunicación estadounidenses siguieron día a día el tema, hablando de “protestas” y “huelgas” pero resulta que ahora que son sus ciudadanos los afectados, incluyendo los propietarios de 17 compañías, con 25 barcos, no ha sido lo mismo.

Si sólo el 1% de esos 800 000 afectados por la cancelación de los cruceros (equivalente a 8000 personas) le escribiera a su congresista, protestara frente a las oficinas federales en su estado, o hiciera llegar una carta a esos medios de comunicación cuyo servicio a las audiencias son el modelo para quienes aún creen en la llamada prensa libre, tendríamos alguna noticia al respecto, pero del uso de esos espacios para defender lo que el Presidente Obama llamaba “valores universales” cuando se dirigía a los cubanos, no llegan ni señales de humo.
The New York Times está en guerra contra Trump, pero ya no escribe combativos editoriales  pidiendo cambiar la política hacia a la Isla  sino que hospeda una sección en que izquierdistas arrepentidos tratan de enterrar el cadáver de sus antiguas convicciones pasando por que escriben sobre la Revolución cubana.

Aquellas estrellas que viajaban a Cuba, hacían películas y video clips en las calles habaneras y disfrutaban del sol, la música y la simpatía de los cubanos ya no sólo no se se atreven a visitarnos. La libertad de expresión reinante en su país no les motiva a opinar sobre asunto tan nimio que afecta a ochocientos mil de sus conciudadanos, además de las decenas de miles de cubanos que tan amablemente, según propio testimonio, los pasearon en sus almendrones y los sirvieron en sus paladares.

Bueno, en definitiva poner un límite a viajar por placer no es para tanto y siempre el crucero puede ir a otro lugar, hay causas más importantes que en estos momentos movilizan a los estadounidenses como los temas migratorios, diría alguien. Pero es que hay cientos de miles de cubanos residentes en Estados Unidos cuyos familiares en la Isla ahora tienen, por las mismas decisiones unilaterales, enormes dificultades para visitarlos o emigrar y reunirse con ellos, además de sufrir los efectos de las medidas adicionales contra los viajeros norteamericanos a Cuba, pues no pocos están conectados con negocios privados allí dedicados al servicio turístico, y tampoco tenemos noticia de que se escuche su voz, excepto cuando los medios de comunicación cubanos le dan voz a la minoría no silenciosa que tiene el valor de desafiar la maquinaria político-mediática dominante en Miami.

¿Qué democracia es esa? ¿O es que ni los versos de un extraordinario soneto amoroso del gran poeta Nicolás Guillen -“silencio, nadie a mi dolor responde”- pudieran invocarse porque nada hay que responder cuando nadie pregunta?

(Al Mayadeen)

sábado, 13 de julio de 2019

Díaz-Canel: Satisface constatar que Gobierno y Asamblea trabajan en sintonía



Miguel Díaz-Canel Bermúdez, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Hoy cerramos un ciclo de trabajo intenso y productivo, no solo se han aprobado tres nuevas leyes, sino que se han evaluado importantes temas, dijo Miguel Díaz-Canel Bermúdez, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros al cierre del tercer período ordinario de sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular.
Amplios resúmenes de las comisiones se han difundido por los medios de comunicación y en ellos se apreció un mayor conocimiento y profundidad de análisis. Las actividades evaluadas son aquellas en las cuales hay mayor cantidad de quejas de la población, comentó.
“Hay quienes creen que nos exigimos demasiado y nos ocupamos de tareas que no son del presidente, me pregunto qué tareas no son la de un presidente cubano, cuando nos precede el ejemplo de Fidel y de Raúl”. 
Creemos profundamente en la obra colectiva, por eso nuestro Consejo de Ministros se mueve constantemente en las provincias, apuntó el mandatario. 
Aseguró que la satisfacción con la que clausura este período de sesiones “es por la calidad de debates que se están realizando en el órgano supremo del Estado: opiniones aportadoras donde se manifiesta un vínculo con las bases”. 
Satisface constatar que Gobierno y Asamblea trabajan en sintonía, agregó. Para Díaz-Canel, esta complementariedad, le permite a la nación enfrentar la política de bloqueo y las nuevas sanciones impuestas por los Estados Unidos, herederas de una política fallida, de la Doctrina Monroe.
“Sesenta años de sanciones no solo han curtido nuestra resistencia, sino también el intercambio permanente con el pueblo. De Fidel y de Raúl aprendimos a convertir los desafíos en oportunidades, con ese ejemplo también hacemos una valoración crítica de qué anda mal o qué no anda”, reflexionó. 
Celebró que hoy se hayan aprobamos tres leyes, “expresión del amplio ejercicio legislativo que requiere la Constitución”.  
  • Ya tenemos una nueva Ley Electoral que garantiza los diferentes niveles de elección de la sociedad. Eso nos pone en condiciones de elegir en octubre los cargos fundamentales del Estado y la Asamblea Nacional. 
  • La Ley de Símbolos Nacionales actualiza todo lo relacionado en la materia, como se ha reiterado, flexibiliza el uso de los símbolos patrios, teniendo en cuenta el respeto y lo que representan. 
  • No menos importante es la Ley de Pesca, en cuanto regula el ordenamiento y uso racional hidrobiológico en las aguas marítimas y costeras de Cuba.
De acuerdo con Díaz-Canel, no pocos análisis plantean cautela en el desenvolvimiento de la economía mundial. Se estima que concluya este primer semestre con un crecimiento de un 3,3 por ciento, inferior al 3,7 proyectado en diciembre.
La economía cubana, dijo, se ha desenvuelto en el periodo en un contexto de restricciones, fundamentalmente de divisas y combustibles. No obstante, se cumplen niveles de producción esenciales para el desarrollo del país.
Hizo referencia al recrudecimiento del bloqueo, con la aplicación del Título III de la Ley Helms-Burton, que busca afectar en particular al turismo y la inversión extranjera.
Después de los cálculos realizados al Producto Interno Bruto de 2018, el jefe de Estado informó que el 1,2 por ciento estimado en diciembre se corrige ahora en 2,2. Este cambio implica que para alcanzar el aumento esperado este año se requiere crecer más de lo planificado, explicó el mandatario.
Informó que, en los primeros meses del año, la economía cubana puede crecer modestamente, gracias a sus potencialidades.
El sector del turismo será el de mayor complejidad, afectado fundamentalmente por los arribos marítimos. Desde el 5 de junio fueron suspendidos los viajes de cruceros, lo cual afecta en particular la llegada de viajeros estadounidenses. 
El presidente mencionó que en el primer semestre no se alcanzaron los ingresos previstos por exportaciones, como en el níquel y el turismo. Mientras el pago de la deuda supera el endeudamiento, lo cual está en coherencia con el principio de “no asumir más deuda de lo que podemos gastar”.
Ante el déficit de combustible, expresó que se han tomado medidas para elevar el control, “poner cada litro donde más se necesita”, dijo. Se ha respaldado, además, la generación de energía eléctrica.
El mandatario cubano explicó que en el transcurso del año se ha insistido en la necesidad de recuperar la producción de carne de cerdo.
Otro dato dato expuesto por el jefe de Estado fue la tasa de desocupación, que se estima sea  de 1,6 por ciento, con niveles similares a 2018.
De acuerdo con Díaz-Canel, la liquidación del presupuesto en el periodo muestra un déficit fiscal inferior a lo planificado. “Qué nos dicen en síntesis estos datos: que el país avanza y que ninguna política imperial nos impedirá ir por más”, sentenció.
El mandatario aseguró que durante los análisis de las comisiones en la Asamblea Nacional se evidenció que hubo picos de desabastecimiento en varios productos, hecho provocado no solo por la falta de liquidez sino por persistencia de una mentalidad importadora. 
“En Cuba se producen huevos, pero todo el pollo se importa. Hoy existen varios proyectos con inversión extranjera en este sentido. Este tema nos lleva a otros, como el pobre encadenamiento con la inversión extranjera y el turismo, o a la falta de visión respecto a la informatización en varios ámbitos”. 
Díaz-Canel precisó ante los parlamentarios que se están haciendo análisis periódicos para evaluar el avance de la economía, y adelantó que pronto darán a conocer varias medidas en materia de comercio interior.  

“Tenemos que ser serios y eficaces en la respuesta”

Miguel Díaz-Canel Bermúdez, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
En esta nueva etapa la clave está en los municipios, “hay que seguir buscando en las reservas materiales y humanas, y en aquello que aporta eficiencia y ahorro”. Según el mandatario, el contexto también exige, para no regresar al Periodo Especial, sacar las lecciones aprendidas y los aportes que nos legó las medidas impulsadas por el Comandante Fidel Castro
Por otro lado, planteó la importancia de abandonar la concepción de que todas las soluciones vendrán de arriba. “El gobierno electrónico es imprescindible para conectarnos con las demandas y necesidades del pueblo. Es una tarea permanente, no solo de lunes a viernes. Los servidores públicos nos debemos al pueblo”.
Díaz-Canel hizo referencia a las “bolas” y fake news que difunden en las redes sociales algunos ingenuos e irresponsables. “El Gobierno ha manifestado su compromiso de ofrecer oportunamente informaciones sobre medidas y decisiones. La Revolución, por principios, solo dice la verdad”.
Llamó la atención sobre aquellos funcionarios que consideran que determinados asuntos no tienen que ver con su jerarquía. Todos somos servidores públicos, detrás de cada problemas hay un cubano que necesita atención, enfatizó el mandatario. 
El presidente cubano dijo que recuperar la sensibilidad y ponerla de moda era palabra de orden. Aseguró que quien entorpece o demora un trámite, hace perder el tiempo y niega el espíritu de la Revolución.
“La vocación de servir no puede confundirse con servilismo. Tenemos que ser serios y eficaces en la respuesta”, enfatizó, al tiempo que pidió recuperar hábitos de cortesías, y a subordinar los intereses individuales a los colectivos, apartando las banalidades y actuando con decencia. Solo de esa manera “crecerá la economía y crecerá la fortaleza espiritual”.
“El único modo de resolver todos los problemas es que todos los que amamos la Revolución nos preguntemos qué puedo hacer, qué pudo aportar para el crecimiento colectivo. Hay que pensar como país”.

“Promovemos los derechos humanos, la justicia y la autodeterminación”

Diputadas cubanas atentas a las palabras del presidente cubano. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Al valorar la política exterior, dijo que el país se inspira en los preceptos de la solidaridad e internacionalismo, el respeto al derecho internacional y la Carta de Naciones Unidas.
“Promovemos los derechos humanos, la justicia y la autodeterminación. Tenemos más 33 mil profesionales cooperando en disímiles países; en Cuba se forman 12 mil 699 jóvenes de 133 naciones. Nuestros vínculos con la mayoría de esos países es una muestra de la cooperación sur-sur”.
Argumentó que Cuba forma parte de la comunidad internacional que tiene que hacer frente a la actitud arrogante del presidente estadounidense Donald Trump, quien desconoce el derecho a la autodeterminación de los pueblos y cree que la voluntad de su Gobierno puede actuar sobre otros.   
Entre las medidas hostiles, mencionó la imposición de aranceles punitivos, el impulso de la guerra no convencional o conflictos armados sin importar las consecuencias y la aplicación  de la Doctrina Monroe. “El neocolonialismo amenaza a todas las naciones de América”.
Díaz-Canel reiteró la firme solidaridad de Cuba con la Revolución Bolivariana y chavista. Rechazó la injerencia extranjera: “Contra Venezuela han empleado diferentes métodos de agresiones, como sabotaje económico, magnicidio, medidas para provocar el sufrimiento de la población y el uso oportunista de la ayuda humanitaria.
“Contra Cuba la actitud de EE.UU. permanece anclada a las políticas de asfixia económica para quebrantar la unidad de nuestro pueblo y desacreditar la Revolución. Pretenden liquidar las fuerzas de izquierda y destruir el socialismo”.
En unos días estaremos celebrando un nuevo aniversario del 26 de julio en Granma, una provincia que honra con su nombre a la generación de hombres que trajo la libertad a Cuba, allí seguro haremos nuevas valoraciones, concluyó.
Asamblea Nacional del Poder Popular. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Miguel Díaz-Canel Bermúdez, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.
Concluye Tercer periodo orrdinario de sesiones de la IX Legislatura de la ANPP. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.
Raúl se despide de los diputados. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.

Elegido nuevo Consejo Electoral Nacional (+Fotos y Video)



Elegido nuevo Consejo Electoral Nacional (+Fotos y Video)
Fotos: Marcelino Vázquez Hernández
La Asamblea Nacional del Poder Popular eligió a los integrantes del Consejo Electoral Nacional (CEN), órgano del Estado cubano encargado de desarrollar los procesos democráticos que se convoquen con la transparencia que demanda el pueblo.

Alina Balseiro fue elegida como Presidenta del nuevo ente electoral; Tomás Amarán como vicepresidente y María Esther Bacallao, como secretaria, así como también quedaron seleccionados los restantes 18 miembros, provenientes de distintos organismos y entidades nacionales.

Como vocales fueron electos Eralia Rodríguez Rodríguez, fiscal jefa de la Dirección de Asesoría Jurídica de la Fiscalía General, Joselín Sanchéz Hidalgo, director de Supervisión y Atención a la Población del Tribunal Supremo Popular, Coronel Marina Amalia Carbó Ribalta, segunda jefa de la Dirección de Tecnología y Sistema del Ministerio del Interior y Lidia Montes de Oca Fernández, tesorera en la Organización Nacional de Bufetes Colectivos (ONBC).
0713-asamblea-votacion-comision-electoral.3.jpg
También integran el Consejo Luisa María Márquez Echevarría, directora de la emisora Radio Enciclopedia, del Instituto Cubano de Radio y Televisión, Soralla Sarría Cruz, profesora del Centro Nacional de Capacitación Azucarera de Azcuba, Ana Isabel Zamora Surí, especialista en la Organización Nacional de Bufetes Colectivos y el General de Brigada Marcelo Pérez Pérez, segundo jefe de la Dirección Política de las FAR.

Fueron seleccionados además Yamilet Ivalú James Leal, vicejefa del Departamento de Atención a la Población del Consejo de Estado, Ana Adela Rodríguez, especialista en Derecho Laboral y Seguridad Social del MTSS, Caridad Sabó Herrera, fiscal jefa de la Dirección de Comunicación Institucional de la Fiscalía General y Yudith Nápoles la O, directora de Asuntos Penales del MINJUS.

El Consejo está integrado además por Juana Maidelín Martínez Álvarez, secretaria de la Junta Directiva Nacional de la Unión de Juristas de Cuba, Olga Rosa Salomón Saldívar, directora de Tecnología de la Información y Soporte del Ministerio de Comunicaciones y Manuel Félix Roig, especialista de la Dirección de Supervisión y Control de la Junta Directiva de la ONBC.
0713-asamblea-votacion-comision-electoral.4.jpg
Completan este órgano del Estado Wilfredo Morales, segundo jefe de Departamento de la facultad de Matemática y Computación de UH, Dennis Juego Hidalgo, vicerrector de tecnología de la UCI y Leonor Pérez Olivera, jefa del Departamento de Formación y Educación Técnica Profesional del MINED.

Aunque la Constitución de la República define que los miembros del CEN son elegidos y revocados según corresponda por el Parlamento, o en su caso, por el Consejo de Estado, la recientemente aprobada Ley Electoral señala en su primera disposición transitoria que por única vez este proceso se hará a propuesta del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.
0713-asamblea-votacion-comision-electoral.jpg
Al realizar la fundamentación de su proposición, el mandatario cubano, Miguel Díaz-Canel, destacó entre las particularidades de los elegidos que cuentan con un promedio de edad de 52 años, 13 de ellos ya poseen experiencia como autoridad electoral, 14 son juristas y 15 son directivos.

Destacó la presencia de 15 mujeres -el 71 por ciento del total- y 11 negros y mestizos.

De acuerdo con la Constitución de la República, proclamada en abril pasado, el Consejo Electoral Nacional es  el  órgano  del  Estado  que  tiene  como  misión  fundamental  organizar,  dirigir  y  supervisar  las  elecciones,  consultas  populares,  plebiscitos  y  referendos que se convoquen.

Además, tramita y responde las reclamaciones que en esta  materia  se  establezcan,  así  como  cumple  las demás funciones reconocidas en la Constitución y las leyes
.
Tiene la responsabilidad de garantizar  la  confiabilidad, transparencia, celeridad, publicidad, autenticidad e imparcialidad de los procesos de participación democrática en el país.

Según la Ley Electoral, aprobada hoy por los parlamentarios cubanos, el Consejo Electoral Nacional en un plazo de 90 días contados a partir de su entrada en vigor presenta al Consejo de Estado la propuesta de plantilla, estructura y funciones específicas y aprueba su Reglamento Orgánico.

Parlamento cubano aprueba nueva Ley Electoral: Primera disposición jurídica que expresa el mandato de la Constitución




Homero Acosta Álvarez, secretario del Consejo de Estado. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.
Cuba tiene ya una nueva Ley Electoral tras ser aprobada unánimemente por los diputados cubanos, reunidos en el Palacio de Convenciones de La Habana. Desde hoy entra en vigor esta normativa, la primera disposición jurídica que expresa el mandato de la Constitución de la República.
El análisis sobre el Proyecto de Ley Electoral abrió la jornada de debate de los diputados cubanos. “Esta es la primera disposición jurídica que expresa el mandato de la Constitución de la República, proclamada el pasado 10 de abril”, resaltó Homero Acosta Álvarez, secretario del Consejo de Estado.
En la Ley de leyes se estableció que en menos de seis meses se debía aprobar la nueva Ley Electoral, “y en apenas tres ya la estamos presentando ante ustedes”, acotó el abogado.
“Este proyecto se presenta como un ejercicio de iniciativa legislativa, para lo cual se constituyó el 31 de enero un grupo de trabajo”, explicó.
La propuesta ha sido enriquecida por los aportes de los diputados durante las discusiones efectuadas desde sus provincias y en las comisiones de trabajo. Este proceso contó con la participación de 492 parlamentarios y 119 invitados de distintos sectores de la población, con 195 intervenciones que luego fueron evaluadas por la comisión redactora.
Diputados cubanos estudian el Proyecto de Ley Electoral. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
De acuerdo con Homero, hay que analizar el proyecto desde la perspectiva constitucional:
  • Definición socialista que establece la clase que ostenta el poder, que es el pueblo; un Estado de derecho que respeta el imperio de la ley y de la justicia social y que transversaliza toda la vida de la Revolución, su ideal democrático, de independencia y soberanía.
  • Sistema republicano, que dispone que todos los cargos son electivos.
  • El principio de soberanía popular manifiesta cómo el pueblo ejerce su poder, y una de las maneras es el voto y mediante los representantes que elige en sus asambleas, que son la base y ante la cual se rinde cuenta.
  • Se establece la supremacía de la Constitución, la cual es el punto de partida y la que pone los límites del ordenamiento jurídico.
  • Principio de igualdad: nadie puede dejar de ser candidato por discriminación.
    Orden y funcionamiento de los órganos legislativos, carácter electivo y renovable de todos los cargos, además del control del pueblo de los órganos estatales, su elección y revocación.
  • El artículo 80 describe un grupo de derechos de los ciudadanos, en el ejercicio, poder y control: inscribirse en el registro, elegir y ser elegido, participar en las rendiciones de cuenta, revocar mandato y ejercer la iniciativa legislativa.
  • Estructura del Estado: se señala cómo se elige y las facultades que tiene.
    Consulta popular: no solo lo general sino para asuntos locales.
En la Ley Electoral propuesta se preserva:
El secretario del Consejo de Estado presenta el Proyecto de Ley Electoral en la Asamblea Nacional del Poder Popular. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.
  • Nominación directa del pueblo de los candidatos a las asambleas municipales del poder popular, proceso en el cual no median partidos políticos.
  • Papel de las comisiones de candidaturas en la preparación de las candidaturas para los cargos fundamentales del Estado y la Asamblea. Representan a la sociedad civil y a las organizaciones políticas y de masas, al tiempo que le ley las fortalece y amplia.
  • Elección directa de los delegados municipales y diputados a la Asamblea Nacional.
  • Voto libre y secreto de la ciudadanía.
  • Fórmula para elección de diputados: más de la mitad de los votos válidos.
    Cantidad de diputados de la base hasta un 50 % del Parlamento. “No somos diputados de un municipio, sino de la nación”.
  • Rendición de cuentas.
  • No se admiten campañas electorales ni financiamientos a candidatos.
  • A partir de 16 años de edad se ejerce el voto.
  • Principios éticos y transparencia.
Se modifica la proporción de diputados por cantidad de habitantes: 1 por cada 30 mil pobladores o fracción mayor de 15 mil, lo cual permite mejor distribución territorial.
Otro aspecto que incluye la propuesta de Ley Electoral tiene que ver con la composición del Consejo de Estado, que disminuye a 21 miembros (en la actualidad son 31), incluyendo su dirección.
En la propuesta de ley se establecen tres tipos de elección: municipales (delegados a las asambleas municipales), nacional (elección de segundo grado) y de gobernadores.
Todos los ciudadanos cubanos mayores de 16 años tienen derecho a ejercer el sufragio. En tanto se definen limitaciones específicas para aquellos con discapacidad mental e inhabilitados judicialmente. También deben cumplirse requisitos de residencia: 2 años para el sufragio activo (elegir) y 5 años para el pasivo (ser elegido).
En el registro electoral, permanente y público, se inscribe de oficio a todos los ciudadanos con derechos. Este archivo forma parte del sistema de registros públicos y se nutre de informaciones que tributan un grupo de entidades.
Las candidaturas de los delegados a las asambleas municipales son realizadas por el pueblo directamente, mientras que las de los diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular salen de las comisiones de candidatura.
La elección del presidente y vicepresidente de la ANPP la propone la comisión de candidatura ante el Parlamento, luego va a elección y se aprueba con más del 50% de los votos válidos y con la mayoría absoluta de la Asamblea.
Por otro lado, la elección del gobernador y vicegobernadores es a propuesta del presidente del país, y son elegidos por los delegados de la Asamblea Municipal. 
Un aspecto novedoso de la propuesta de Ley Electoral es la creación de los órganos electorales permanentes: Consejo Electoral Nacional (31 miembros), provincial y municipal.
El secretario del Consejo de Estado valoró que este proyecto da continuidad al ideario del líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, en tanto confirma el profundo carácter democrático del país y su principio de justicia, además de reservar la efectiva participación del pueblo en la dirección del Estado.

Dictamen de la Comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos al proyecto de Ley Electoral

José Luis Toledo Santander, presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos de la Asamblea Nacional del Poder Popular. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.
No pocos estudiosos coinciden en que el término democracia es un concepto en constante elaboración, el problema de sus características es tan antiguo como la propia reflexión sobre las cosas de la política y ha sido repropuesto y reformulado en todas las épocas.
En fecha tan próxima como agosto del 2012 el Movimiento de Países No-Alineados establecía una conceptualización que llama poderosamente la atención y con la cual nos identificamos,  al puntualizar que la democracia es un valor universal, basado en la voluntad del pueblo libremente expresada, de  determinar su propio sistema político, económico, social y cultural. En ese sentido, se rechazan las pretensiones de potencias occidentales de imponer un modelo único de democracia, destacando que esta no es patrimonio de país o región alguna, al tiempo que insiste en el respeto al derecho a la libre determinación de los Estados.
Para el Estado Revolucionario cubano, la democracia va a representar un elemento integrante y necesario.
Integrante porque siempre ha sido su objetivo el refuerzo de la base popular del Estado; necesario porque sin este refuerzo nunca se alcanzaría la profunda transformación que la revolución misma implica.
Pero también, el ideal democrático revolucionario encierra en sí mismo profundos cambios en las relaciones económicas y no solo de las relaciones políticas; de la emancipación social, como dijo Marx, y no solo de la emancipación política del hombre.
Como expresara el líder de nuestra Revolución, el compañero Fidel Castro: “ Qué es una  Revolución sino el más profundo y extraordinario cambio político… y hemos estado haciendo cambios políticos y no en busca de una democracia formal, enajenante, divisoria de los pueblos, fragmentadora de los pueblos, sino una democracia que realmente una al pueblo y viabilice lo más importante y esencial que es la constante participación del pueblo en la política y la constante participación del pueblo en las cuestiones fundamentales de su vida.”
Luego para nosotros, coincidiendo, con la doctrina marx- engelsiana, el sufragio universal, a diferencia del liberalismo, para el cual, en su desenvolvimiento histórico constituye el punto de llegada del proceso de democratización del Estado; para los revolucionarios cubanos insisto, constituye solamente el punto de partida del desenvolvimiento democrático del país y del empoderamiento efectivo del pueblo.
Además del sufragio universal y a partir del mismo, es que se profundiza y desarrolla en Cuba el efectivo ejercicio de la democracia socialista, considerada en la acepción de un gobierno del pueblo y para el pueblo; expresión de esto es:
  • el carácter representativo, electivo y renovable de los órganos de poder del Estado,
  • la participación directa del pueblo en el control a la actividad de los órganos estatales y sus integrantes,
  • la obligación de los elegidos y designados de rendir cuenta al pueblo o a sus representantes,
  • la revocabilidad de los cargos en cualquier momento,
  • la participación directa del pueblo en la adopción de trascendentales decisiones para el país,
  • la libertad de discusión y el ejercicio de la crítica y la autocritica.
Elementos todos consagrados en la Constitución de la República, lo cual reafirma lo enunciado.
La búsqueda constante por alcanzar cada día un mayor ejercicio del carácter democrático de la nación es todo el esfuerzo que se viene desarrollando en el perfeccionamiento del trabajo de los órganos del Poder Popular en todas sus instancias, lo que se traza con precisión en el Lineamiento 268 del Séptimo Congreso de nuestro Partido, que enuncia: “Continuar el perfeccionamiento de los órganos del Poder Popular como vía para consolidar nuestra democracia socialista
Y va a encontrar una expresión cimera en distintos preceptos de la Constitución de la República.
Precisamente, no hay mejor prueba para constatar el ejercicio de la democracia en la nación, que el proceso constituyente que hemos desarrollado en el que todo el pueblo devino en actor del mismo.
En el Magno Texto se consigna la consulta popular, el referendo, el plebiscito, la iniciativa legislativa y de reforma constitucional, como formas concretas del ejercicio de la democracia directa por nuestro pueblo.
Luego en Cuba, la democracia no es solo una forma de gobierno, es sobre todo, una forma de ejercicio del poder.
Hoy nos ocupa decidir sobre una norma que es piedra angular de todo lo antes expresado, la Ley Electoral.  Este proyecto que se pone a nuestra decisión, ha sido ampliamente analizado por cada uno de nosotros; a partir del día 22 y hasta el 26 de junio se desarrollaron los debates en los territorios, precedido por una videoconferencia a todos los diputados; asistieron a estos encuentros 492 diputados y 119 invitados de distintos sectores de la población, significando entre estos los funcionarios de las comisiones electorales de provincias y municipios.
Se realizaron 195 intervenciones, muchas de ellas con propuestas de modificaciones a la norma en discusión. A lo que se añaden propuestas y opiniones recibidas por el correo electrónico habilitado a tales efectos por la Asamblea Nacional, para recepcionar las opiniones de la población.
Resultado de todo ello, así como de los análisis realizados de conjunto con el grupo redactor, se formularon 452 modificaciones a la versión del Proyecto de Ley Electoral presentado a esta Asamblea Nacional.
No obstante, y tomando en cuenta los planteamientos formulados por algunos diputados, en lo referente al tema de la residencia como un requisito de elegibilidad electoral, la Comision de Asuntos Constitucionales y Jurídicos considera pertinente proponer a ustedes modificar, además, los artículos 7 y 9 del Proyecto en cuestión y que se redacten de la manera siguiente:
  • Artículo 7. Inciso c) tener residencia efectiva en el país por un periodo no menor de dos (2) años anteriores a las elecciones;
  • Artículo 9. Tienen derecho a ser elegidos los ciudadanos cubanos, incluidos los miembros de las instituciones armadas, que se hallen en pleno goce de sus derechos civiles y políticos, tengan residencia efectiva en el país por un periodo no menor de cinco (5) años antes de las elecciones y no se encuentren comprendidos en las excepciones presentes en la Constitución y la Ley.
A los efectos de esta Ley, la residencia efectiva se determina a partir de la presencia física del ciudadano en el territorio nacional o de los actos que evidencien su voluntad de permanecer en el mismo como su domicilio permanente.
 Consideramos que la reformulación que se propone responde a los requerimientos formulados por los diputados.
Atendiendo a la necesaria concordancia del Proyecto de Ley Electoral con la Constitución de la República se consideran pertinentes proponer las correcciones siguientes:
  • Que el Artículo 38 quede redactado de la manera que sigue:
“Articulo 38: El Vicepresidente del Consejo Electoral Nacional cumple las atribuciones que le asigne el Presidente de este órgano”.
 Que el artículo 231 apartado 1 exprese:
 Artículo 231.1. El Presidente del Consejo Electoral Nacional es sustituido en sus funciones, de manera temporal, por el Vicepresidente. Si el cese es definitivo, lo sustituye el Vicepresidente hasta la elección del nuevo Presidente en la sesión de la Asamblea Nacional del Poder Popular más próxima.”
 Reelaborar el artículo 255 de la forma siguiente:
Artículo 255: “Ante la ausencia definitiva del Gobernador y del Vicegobernador, el Presidente de la República decide quien lo sustituye provisionalmente hasta tanto se elijan estos cargos de conformidad con lo dispuesto en esta Ley.
 Incorporar una Disposición Final como se expresa a continuación:
  DISPOSICIONES FINALES
TERCERA: La presente Ley Electoral entra en vigor desde el momento de su aprobación por la Asamblea Nacional del Poder Popular.
Consecuente con lo anterior se modifica la Disposición Final Primera, que expresará:
“PRIMERA: Se deroga la Ley No. 72, LEY ELECTORAL de 29 de octubre de 1992, así como el TÍTULO II “DEL REGISTRO DE ELECTORES”, del Decreto Ley 248 de 31 de agosto del 2007.”
Por último, destacar la correspondencia del Proyecto de Ley Electoral con la Constitución de la República y el cumplimiento que con la misma se da a la Disposición Transitoria Primera de la Norma Suprema.
La Habana, 13 de julio de 2019
Comision de Asuntos Constitucionales y Jurídicos

Diputados opinan sobre la propuesta de Ley: Asistimos a un momento trascendental

Asamblea Nacional del Poder Popular en Cuba. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.
Antes de ser sometida a votación la nueva Ley Electoral, los legisladores ofrecieron sus criterios sobre la normativa. 
Los diputados Lourdes María Ruiz y Alexis Lorente Jiménez, por Santiago de Cuba y Sancti Spíritus, respectivamente, reafirmaron esta ley, ampliamente estudiada y analizada, y en la que se dispone —a su juicio— “todo lo que el pueblo necesita”. 
Para Yusuam Palacio, por La Habana, “estamos asistiendo a un momento trascendental, somos la muestra fehaciente de lo que tantas veces el presidente nos ha dicho: la continuidad histórica de la Revolución”
Hizo referencia a los debates y estudios de la norma jurídica realizados previamente, demostración de la misma esencia participativa que ha caracterizado los procesos legislativos en el país.
El pueblo cubano, dijo, ha sabido elegir el camino guiado por una tradición de pensamiento, nunca se ha dejado someter por el enemigo. “Lo que un pueblo quiere es lo que perdura, lo que un grupo quiere cae”, enfatizó citando al Héroe Nacional José Martí. 
“Hemos visto como un personaje norteamericano se ha abierto un canal en Twitter para comunicarse con el pueblo cubano, y nosotros no nos entendemos con los enemigos. En Cuba el poder está en el pueblo, hemos logrado el consenso social. Somos marxistas, leninistas, herederos de Martí y Fidel, tenemos un legado ético, moral”.
El diputado Raúl Palmero, por el municipio habanero de Marianao, ratificó lo recogido en el Título 2 del Proyecto de Ley Electoral, específicamente en su capítulo 2, artículo 6. Para él es válido fijar en 16 años la edad mínima para efectuar el voto activo y pasivo. “Es un derecho reconocido desde la anterior Ley”.
La legisladora Susely Morfa argumentó que en el país hay disímiles estudiantes y jóvenes con responsabilidades, no solo en sus centros sino también en sus barrios. “Hoy nuestros jóvenes respaldan tareas de impacto en la economía y en la sociedad”. 
Por otro lado, Yailín Orta, diputada por la Isla de la Juventud, expresó preocupación en cómo el Consejo Electoral Nacional debe ejercer su autoridad, y recomendó que se tenga en cuenta que “hoy defendemos una Ley Electoral que tiene como fortaleza la autenticidad del proyecto democrático”.
Diputados aprueban dictamen de la Comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos sobre el proyecto de Ley Electoral. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
José Luis Toledo Santander, presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos de la Asamblea Nacional del Poder Popular. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.
Proyecto de Ley Electoral, en manos de un diputado cubano. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.
El Parlamento cubano cuenta con 605 miembros. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.
El presidente y el vicepresidente del Consejo de Estado y de Ministros en el tercer periodo ordinario de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.
Diputados cubanos aprueban este sábado dictamen de la Comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos al proyecto sobre Ley Electoral. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.
Diputados aprobaron este sábado 13 de julio la nueva Ley Electoral de Cuba. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.
Asamblea Nacional del Poder Popular en Cuba. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.

jueves, 11 de julio de 2019

La recreación del pueblo no es un tema menor ni intrascendente en Cuba


Abogar por una recreación sana, que logre una mejor formación en los ciudadanos y en la cultura personal, es uno de los objetivos de las acciones diseñadas para el disfrute del Verano 2019
Junto al disfrute en playas y piscinas se deben diseñar ofertas recreativas y culturales que alcancen a las comunidades y aporten conocimientos a niños y jóvenes. Foto: Freddy Pérez Cabrera
Abogar por una recreación sana, que logre una mejor formación en los ciudadanos y en la cultura personal, es uno de los objetivos de las acciones diseñadas para el disfrute del Verano 2019.

Con la presencia del doctor Roberto Morales Ojeda, miembro del Buró Político del Partido y vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, los diputados de la comisión de Educación, Cultura, Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, de conjunto con la de Atención a la niñez, la juventud y la igualdad de derechos de la mujer, analizaron la recreación en el país desde una dimensión que trasciende la etapa estival y debe ser atendida durante todo el año.

Susely Morfa González, primera secretaria del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), destacó que, a partir de los debates en el universo juvenil, se tomaron acuerdos dirigidos a evaluar con instituciones y organismos responsables cómo generar espacios más atractivos de esparcimiento y recreación.
«Las actividades de recreación concebidas deben tener un fin de esparcimiento e influencia, las cuales deben potenciar proyectos culturales,

deportivos, recreativos, de vínculo con la naturaleza, la historia y el excursionismo», agregó.
La Primera Secretaria del Comité Nacional de la UJC precisó que, atendiendo a las características de cada territorio, se han ido identificando los centros e instalaciones con posibilidades y condiciones para convertirse en espacios recreativos.
  
De igual forma, acotó que se deben priorizar el trabajo y las actividades en los barrios, las comunidades de difícil acceso, consejos populares y asentamientos.

Para este periodo vacacional, aseguró, a pesar de las limitaciones económicas del país se van a estimular 42 000 jóvenes, quienes participarán en los campamentos de verano, que contemplan una programación integral.
La dirigente de la UJC comentó también sobre las nuevas tendencias de adolescentes y jóvenes de formar comunidades digitales, a partir del uso de las tecnologías de la información y la comunicación, para socializar espacios culturales.

Tenemos el reto de seguir potenciando el contenido ideológico y formativo de las ofertas culturales y recreativas, así como promover la creatividad, la diversidad, la belleza, la estética y el buen gusto en cada actividad, señaló.

Como parte de las intervenciones de los diputados, Danhiz Díaz Pereira, de La Habana, aseguró que el tema de la recreación es primordial. Comentó que, en el caso de la Universidad Tecnológica de La Habana, será uno de los centros que se dispondrán como sede de campamentos de verano y recalcó la importancia de concebir con tiempo el diseño de las actividades.

El presidente de la Federación Estudiantil Universitaria, diputado José Ángel Fernández Castañeda, destacó que, como organización, se está diseñando el verano para todos los públicos, con la voluntad de ser alegre, divertido y dinámico.

Sobre la importancia de la recreación, Yusuam Palacios Ortega, diputado por Sagua de Tánamo, Holguín, insistió en la idea de que no se puede enfocar solamente en el verano, pues este es un tema que hay que desarrollar todo el año. El vicepresidente Morales Ojeda convocó a lograr una propuesta que agrupe las opiniones de todos, incluyendo los centros de investigación, universidades y el Centro de Estudio de Juventudes.

«Tiene que haber una concepción integradora que sea realmente diseñada para formar valores, recrear y llegar a los diferentes grupos etarios a partir de los gustos y preferencias que se puedan identificar», precisó.
Precisiones

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, señaló recientemente en una reunión del Grupo de trabajo para la atención a la recreación, que este es un asunto estrechamente vinculado con la elevación de la calidad de vida del pueblo y por tanto se le debe prestar cada vez mayor atención en el interés de ofrecer mejores y más variadas opciones.

El mandatario dijo que este es un verano con muchas motivaciones en medio de la compleja situación que tiene el país, pero que lo viviremos con firmeza, con la misma que hemos planteado ante todas las complejidades que pretenden imponernos, y con serenidad, optimismo y la alegría característica del pueblo cubano.

Expresó que este será un verano en el que tendremos que continuar defendiendo el ahorro y el uso óptimo de los recursos, pero también la productividad, fundamentalmente en lo relacionado con el autoabastecimiento local y la producción de alimentos.

Un verano signado por la inteligencia, el buen gusto y la diversidad de opciones, en el que la calidad defina el éxito de las actividades para que la gente verdaderamente disfrute.