viernes, 21 de septiembre de 2018

Quince motivos que generan tristeza, aunque acaso la confesión sirva de poco


Escrito por  Luis Toledo Sande/ La Pupila Insomne
1/ Que haya libreta de abastecimiento, o que sea necesaria; más, mucho más entristecedor sería que se eliminara al precio de dejar a quién sabe cuántas personas sin la seguridad de adquirir para alimentarse los productos básicos que ella les garantiza y para muchas son fundamentales, aunque resulten insuficientes: peor sería privarlas de todos.

2/ Que haya personas inescrupulosas que medren con el acaparamiento y las ventas ilegales, y no pocas veces cuenten con la complicidad de otras, inescrupulosas también, que incumplen sus responsabilidades más elementales y obedecen a sus intereses más egoístas.

3/ Que esos delincuentes, y otros, fabriquen o simplemente encuentren a mano, y aviesamente los usen para justificar sus actos, pretextos como la insuficiente producción o el precario nivel del mercado mayorista que debió acompañar la apertura de negocios privados, en los cuales ahora un cliente —que tenga dinero para ello, huelga decir— puede adquirir productos y artículos que desaparecen de los establecimientos que así quedan cada vez más lejos de cumplir su cometido como propiedad de todo el pueblo administrada por el Estado.

4/ Que, frente a los males vividos, prospere la idea de que bastan medidas dictadas por las circunstancias inmediatas y, lejos de buscar soluciones más profundas y de mayor alcance, pueda optarse por multiplicar o eternizar recursos como el racionamiento mecánico, que abre a su vez caminos para la corrupción, o los refuerza, validando aquello de que, “o no llegamos, o nos pasamos”.

5/ Que, con varios años ya en el paso apreciable y creciente de fuerza de trabajo del sector estatal al privado, y el correspondiente pago de impuestos al erario público —aunque sería ingenuo suponer que nadie defrauda al fisco en un contexto minado por ilegalidades—, esa realidad aún no se revierta tanto como urge en el salario de quienes se mantienen trabajando en el área de la propiedad social, mientras hay quienes se sienten felices siendo explotados por propietarios que les pagan salarios que el sector social no puede ofrecer o, de hecho, aún no ofrece.

6/ Que las deficiencias del mercado y de la producción, y señaladamente el desequilibrio entre el salario de las mayorías trabajadoras y el costo de la vida, abonen la ilegalidad y la inmoralidad, y la vagancia, con justificaciones que pueden perdurar incluso después de que la nación haya alcanzado la solvencia económica a la que está llamada para bien del pueblo.

7/ Que la desesperación causada por las insuficiencias pueda instalar en quién sabe cuántos la peregrina idea de que la solución está en el culto de la propiedad privada, en sucumbir a un sentido de libre empresa que ya no se da ni siquiera —o no es relevante— en los países donde la concentración de la propiedad ejerce una capacidad de control arrolladora.

8/ Que cuando alguien repudie la corrupción y otras lacras haya quienes le salten al cuello como si fuera el culpable de los males, y terminen justificando de algún modo la realidad repudiada, como si nada hubiera que hacer contra ella, salvo acatarla.

9/ Que, invocando en tal entorno el ineludible perfeccionamiento de la obra revolucionaria, se propale la idea de que defender la equidad equivale a perpetuar un igualitarismo frustrante, y a buscar atascos en lo viejo, como si el capitalismo fuera una novedad y la proliferación de ricos y millonarios garantizara el bienestar de la mayoría, y el socialismo —que aún no se ha construido plenamente en parte alguna del planeta— fuera lo viejo, lo caduco.

10/ Que la ofensiva del capitalismo, en cultura y en todo, contra los afanes socialistas —contra los cubanos en particular— alcance los éxitos que consigue, auxiliada por algunos que ni siquiera la ven, o no quieren verla y niegan que exista, si es que no se erigen como sabios, como ángeles o dioses ecuménicos preparados para desautorizar a quienes se esfuerzan por enfrentarla, como si estos fueran una secta maldita.

11/ Que, por no mirar más allá de los pies para no caer en el primer tropiezo, se pierda de vista el horizonte que debe buscarse para que de veras valga la pena el esfuerzo de andar.

12/ Que la capacidad de supervivencia y el éxito personal de oportunistas y falsarios, y errores que perduran más de lo acaso inevitable, socaven crecientemente la confianza que el quehacer revolucionario necesita y debe ganarse y mantener en la población, para que esta siga abrazándolo de manera resuelta.

13/ Que algunos cambien de casaca con tal facilidad que mueven a pensar que nunca llevaron bien puesta la anterior, aunque mostraran pasión al usarla, y hasta hicieran daño cuando la vistieron hasta que dejó de serles rentable.

14/ Que deficiencias y dificultades —a veces objetivas, subjetivas a veces— propicien el escamoteo de los grandes logros de la Revolución, empezando por la soberanía, la dignidad y el afianzamiento de bases para la equidad social, o incluso mengüen el peso y la efectividad que esos logros merecen tener.

15/ Que la prensa no acabe de ser elevada a los niveles de eficacia que sus mejores profesionales —no son pocos— han demostrado que pueden mantener y que, sobre todo, el país necesita.

Ojalá no hubiera motivos tales para la tristeza, ¡ojalá! Pero los hay, y no precisamente en pequeña medida. Por fortuna, frente a ellos sigue en pie algo que avala el entusiasmo y da fuerza: hechos tales recuerdan los obstáculos —si es que no coinciden con ellos— contra los cuales se ha empinado la voluntad revolucionaria y se han acometido revoluciones, imperfectas, pero fundadoras. Que ciertas tendencias de la actualidad mundial y local no favorezcan percatarse de ello, será otra cosa.
En La Habana, a 20 de septiembre de 2018.

Tomado de La Pupila Insomne

jueves, 20 de septiembre de 2018

Cuba: Los abogados de los malandrines de La Puntilla




Escrito por  Marco Velázquez Cristo/ Postcuba
 
Algunos abogaban por que se denuncie la corrupción, claman por evitar la impunidad y cuando se hace lo que demandan, pero tocando sus intereses personales o los de su clase, tratan de minimizar y de burlarle de lo que se ha puesto en evidencia y de denigrar al o a los que han tenido el valor, la moral y la integridad que a ellos les falta, para no quedarse en el bla, bla, bla, en lo etéreo y denunciar un hecho como el de La Puntilla.
En ese caso concreto en la conducta asumida por los abogados de lo injustificable juega también su papel la pasioncilla y la vanidad herida, les resulta insoportable que un humilde bloguero revolucionario al que han tratado de desacreditar a toda costa, con un sencillo pero valiente artículo de denuncia logre captar la atención de los principales medios de comunicación del país y a través de ellos la de una importante parte de la sociedad, mientras ellos se tienen que conformar con alborotar en la internet.
 
Estos personajes son tan contradictorios que mientras censuran la doble moral, la practican cotidianamente. Su crítica es selectiva, solo aprueban las que van contra lo que les interesa, contra el Estado. Son expertos en distorsionar la realidad; así intentan presentar una situación de corrupción en el país semejante a la de otros países en que es difícil diferenciar entre delincuentes y políticos corruptos. Son tan hipócritas que aseveran defender la Revolución, cuando en realidad defienden sus intereses de clase y en no pocos casos los del enemigo.
En esa ausencia de principios, de falta de objetividad y de perfidia enmascarada están las razones por las cuales se deben conformar con quedarse afónicos en la red de redes.
 
Los argumentos que los desnudan los aportan ellos mismos: Cuando CIMEX informó sobre la investigación que realizaría para esclarecer lo ocurrido, dijeron que solo se quedaría en eso, cuando dio los resultados entonces especularon que solo se llegaría a las medidas administrativas y al darse a conocer que se había realizado la correspondiente denuncia, sin más que decir ahora intentan justificar un acto punible con la no existencia de un mercado mayorista y la insuficiente disponibilidad de algunos productos. ¿Acaso es licito corromper a otros aprovechando sus necesidades y falta de integridad en nombre de cuestiones aún sin resolver? ¿Dónde están sus preceptos morales?
 
Es cierto que hacen falta muchas cosas y resolver otras tantas, pero su carencia no puede utilizarse oportunistamente como justificación del acaparamiento, la especulación y la explotación de los que menos tienen. Hacerlo es inmoral.
 
El mercado mayorista y la existencia de más productos por si solos no garantizan que desaparezcan actos como el que ha provocado que los ciberjusticieros salgan en defensa de los malhechores que lo cometieron, hace falta también en defendidos y defensores decoro, principios éticos, sentido de solidaridad, dejar la hipocresía, apartar el individualismo y saber hacer honor a su condición humana. En el resto el valor y el sentido del deber ciudadano para no contemplar impasibles como se perpetran.
 
Ver con calma un crimen es cometerlo.
 José Martí.
Aplicando la filosofía de estos falsos apóstoles de la justicia, pudiéramos a ellos y a los de su clase, cobrarles la educación de sus hijos y la atención médica, retirarles la libreta de abastecimientos, gravarle sus ingresos con impuestos elevados y por qué no, quitarles las ADSL que les paga el Estado a no pocos para que accedan a internet y la utilizan para atacarlo.
Si hiciéramos eso estaríamos en mejores condiciones de subirle el salario y por tanto el poder adquisitivo a los que menos perciben y que en su conjunto son los que más aportan al erario público, comprar más productos, bajar precios y a lo mejor nos alcanza hasta para crear un mercado mayorista. ¿Qué les parece señores de las dos caras?     
 
A mí se me da que es una formula justa, pues les recuerdo a los “justicieros” que fundamentalmente del sudor y el sacrificio de millones de humildes salen no solo las manzanas y lo que no son manzanas, que algunos indolentes rastacueros después acaparan y revenden a precios exorbitantes, salen también los recursos y el dinero para:  garantizar los servicios que arriba mencioné y la posibilidad de ofertarlos gratuitos, subsidiar los productos de la canasta básica, etc; que es su trabajo el principal sostén de la economía y su digna y desinteresada actitud de compromiso con la Revolución la mayor fortaleza de esta y el imprescindible factor para garantizar su continuidad.
 
Ellos hacen posible que podamos disfrutar de las ventajas de un sistema social que pone en el centro al hombre, lucha por la equidad y la justicia social, tiene una alta seguridad ciudadana y bajos índices de criminalidad, características que significan lujos en un mundo sacudido por la violencia y que a los que tienen muchísimo dinero la da más paz y tranquilidad que a nadie y a los bufones de internet, piruetear en las redes para granjearse las simpatías y arrancar una sonrisa a los de su clase sin riesgos.
 
Hay que ser coherentes: la corrupción, así como cualquier otro acto ilegal, cométalo quien lo cometa deben ser denunciados y sus autores enjuiciados de acuerdo al crimen cometido.
 
En Cuba no aparece una mano protectora que inhiba la acción de la justicia, no se practica a nivel gubernamental como en otros países el doble racero, ese que si ejercitan en la blogósfera cubana algunos que se escandalizan por lo que les conviene.
 
No olviden arlequines de corbata rosa que en Cuba nunca el dinero será garantía de impunidad. En el poder están los humildes que no permitirán que, aprovechando carencias y necesidades: Se robe, especule, se les explote y ultraje, conscientes de que  como decía Martí, “La pobreza pasa lo que no pasa es la deshonra”
 
Parafraseando al apóstol, “esta es una república para todos y para el bien de todos, no de unos pocos”.

martes, 18 de septiembre de 2018

El arma más buscada por EE.UU. en #Cuba está en Washington DC


Por Iroel Sánchez
Caricatura en relación a los supuestos ataques acústicos que habrían afectado a funcionarios estadounidenses, en La Habana, Cuba. 6 de octubre de 2017. ACN CARICATURA/Osvaldo GUTIÉRREZ GÓMEZ/ogmCaricatura en relación a los supuestos ataques acústicos que habrían afectado a funcionarios estadounidenses, en La Habana, Cuba. 6 de octubre de 2017. ACN CARICATURA/Osvaldo GUTIÉRREZ

Nueve científicos cubanos, miembros de un panel de la Academia de Ciencias de Cuba, sostuvieron la pasada semana un intercambio en Washington con médicos del Departamento de Estado acerca de los llamados incidentes de salud que ha alegado el gobierno estadounidense para disminuir al mínimo su personal diplomático en La Habana, afectar los servicios migratorios a ciudadanos cubanos que desean viajar a ese país y elevar la retórica en las relaciones bilaterales.
Los cubanos recibieron un resumen de los resultados de exámenes médicos previamente reportados por la Revista de la Asociación Médica Americana (JAMA por sus siglas en inglés) y presentaron las siguientes conclusiones:

  • Con la información intercambiada no es posible demostrar la existencia de un nuevo síndrome médico neurológico de lesión cerebral, ni afirmar que se haya podido producir un daño cerebral del tipo originado por golpes a la cabeza sin que se haya producido trauma craneal alguno. Esa idea es imposible. 
  • Las evidencias médicas presentadas tienen serias limitaciones. La mayoría de los casos descritos presentan síntomas como dolores de cabeza, náuseas, mareos, trastornos subjetivos del equilibrio y del sueño, que son producidos por trastornos funcionales y enfermedades como la hipertensión, estrés, y muchas otras de alta prevalencia en Estados Unidos y en el mundo.
  • La exactitud de los reportes pudo haber sufrido también por el intervalo promedio de tiempo de 203 días que medió entre los alegados incidentes y las investigaciones médicas reportadas.
  • Las pruebas neuropsicológicas, consideradas más objetivas, fueron evaluadas con criterios inusuales que, aplicados a un grupo de sujetos sanos, calificaría a casi todos como enfermos. De haberse utilizado los criterios estándar establecidos internacionalmente, solo dos individuos podrían considerarse afectados, lo cual podría atribuirse a diversas enfermedades preexistentes.
  • De acuerdo con lo reportado, solo se encontraron tres individuos con pérdidas auditivas ligeras o moderadas, pero cada uno con audiogramas que se corresponden con enfermedades distintas y probablemente preexistentes.
  • No se reportaron hallazgos indicativos de daño cerebral en las neuro-imágenes. En dos individuos se reportaron signos leves y en otro fueron signos moderados que, según los evaluadores, no son específicos, aparecen en múltiples enfermedades y podrían atribuirse a procesos que ocurrieron antes de que esas personas viajaran a Cuba. No ha sido posible que los expertos cubanos accedan a esas imágenes.
La información difundida sobre la reunión plantea que como era de esperar “la delegación cubana rechazó categóricamente el uso del término “ataque” sin que exista evidencia alguna que lo sustente” pero lo más interesante es que los funcionarios estadounidenses presentes en la reunión aseguraron no tener explicación alguna para los incidentes. “Aún no conocemos la causa, aún no sabemos qué o quién es el responsable de los ataques a la salud que afectaron a nuestro personal en Cuba” afirmó a propósito Heather Nauert, vocera del Departamento de Estado, reiterando que son “ataques”, sin causa ni atacante.

Si la evidencia científica es tan débil por qué medios de comunicación como The New York Times y CBS han publicado recientemente filtraciones que tratan de incriminar a Rusia en los hechos, desenterrando historias de la Guerra Fría y hasta culpando a una “fracción disidente” dentro de los servicios de seguridad cubanos, autora de los pretendidos ataques. La CBS llega a citar a “funcionarios no identificados” pero ¿quién está detrás de tales filtraciones y por qué se han reiterado en las últimas semanas? ¿Es de suponer que los mismos que dijeron antes a esos y otros influyentes medios de comunicación primero que se trataba de “armas sónicas”, luego de “un virus”, ahora culpen a “microondas rusas” y sigan teniendo credibilidad?

Recordando, con extremo respeto la Teoría de la evolución de las especies de Darwin, pareciera que mientras aquella llevó siglos de conocimiento humano para concretarse, en referencia a un proceso de millones de años, en este caso se evoluciona en cuestión de meses de una causa a otra, según se va volviendo insustentable la anterior.

Aplicando el mismo método de buscar contradicciones internas pero en el gobierno norteamericano, que sí está muy bien descrito en libros como Back channel to Cuba, de William M. Leogrande y Peter Kornbluh, se aprecia que la política hacia la Isla ha sido muchas veces escenario de disputa entre el Departamento de Estado y el Consejo de Seguridad Nacional
.
Resulta muy interesante que mientras el Departamento de Estado acepta un intercambio con científicos cubanos, el Consejo de Seguridad Nacional que preside el halcón John Bolton, célebre por acusar a Cuba durante el gobierno de George W. Bush de producir armas biológicas, nombra al cabildero probloqueo y cercano al Senador Marco Rubio su segundo para el Hemisferio Occidental. Quizá urgando allí se pueda encontrar un arma que no es tan novedosa como las que se han buscado hasta ahora por los medios de comunicación sino que tiene una larga historia en la política estadounidense hacia la Isla: la mentira. Pero algo debe haber aprendido el Sr Bolton de su fracaso anterior, ya no dice las mentiras él, aprendió que es mejor filtrarlas a la prensa corporativa.

La Pupila Insomne

lunes, 17 de septiembre de 2018

Una sugerencia a TeleSur

                                                                                   Por: José Miguel Vázquez.



Anoche desde las 9 PM estaba en sintonía con el canal multinacional TeleSur en espera de la entrevista que concedió a ese medio el presidente Miguel Díaz Canel.

Como se esperaba nuestro presidente fue claro, convicente, preciso y valiente al expresar los esfuerzos del gobierno cubano por elevar la calidad de vida de nuestro pueblo a pesar del tremendo obstáculo que significa el criminal bloqueo de Estados Unidos.

Esoy seguro que millones de cubanos seguimos anoche esta trascendental entrevista, solo que pienso se dilató sin necesidad su transmisión debido al uso de larguisimas pausas que pudieron ser más breves, y para remachar esa información de " último minuto" desde Perú que se extendió innecesariamente por más de media hora justo en el tiempo previsto para la entrevista a Diaz Canel.

Creo sinceramente que no había necesidad por parte de TeleSur de extender por tanto tiempo la información desde Perú que por muy importante que fuera, no debió intercarlarse justo en medio de la transmisión de la entrevista a nuestro presidente.

Por tanto Sugiero a TELESUR que tenga en cuenta que cuando transmita en lo sucesivo alguna otra entrevista de Primer Nivel le dé toda la prioridad que merece y no la interrumpa de la forma que lo hizo anoche.


domingo, 16 de septiembre de 2018

Telesur transmitirá hoy domingo en la noche entrevista con Presidente cubano



Por: Redacción de Cubadebate

Patricia Villegas entrevista para Telesur a Miguel Díaz-Canel Bermúdez en La Habana. Foto: Rolando Segura / Telesur

El canal multinacional Telesur transmitirá el domingo 16 de septiembre, a las 9 de la noche, la entrevista que le concediera a esa televisora el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

La entrevista es la primera que el Presidente cubano concede a un medio de comunicación desde su elección en el cargo el pasado 19 de abril y fue conducida por la Presidenta de Telesur Patricia Villegas.

(Con información del Facebook de Patricia Villegas)

sábado, 15 de septiembre de 2018

Regresa la Guerra Fría: El FBI intimida a emigrados favorables a las relaciones con Cuba



 
El FBI contactó a almenos cinco cubanoamericanos favorables a las relaciones con su país de origen. Foto: RT
La Guerra Fría está de vuelta, al menos en el cálido estado de Florida. Agentes del FBI están tocando las puertas de emigrados cubanos que apoyan la mejoría de las relaciones entre La Habana y Washington como parte de una campaña que los propios contactados califican de “intimidatoria”.
“Me parece que el propósito es intimidación. Esa es mi opinión, ya que en ningún momento fueron claros ni transparentes en cuanto a los propósitos o razones”, asegura a Cubadebate Elena Freyre, de 70 años, una de las personas que los agentes federales contactaron para sondear su relación con Cuba.

Miembros del FBI visitaron el antiguo trabajo de Freyre la semana pasada y no la encontraron. Más tarde le dejaron un mensaje de voz.

Al menos cinco cubanoamericanos fueron visitados por el FBI con propósitos similares, de acuerdo con un artículo del diario New York Times y una confirmación independiente de Cubadebate.

“Aquellos de nosotros que queremos y defendemos nuestro país no nos dejaremos intimidar. Sobre todo porque nadie está haciendo nada indebido ni en contra de ninguna ley ni ningún país”, añade Freyre, quien preside ForNorm, una organización a favor de la normalización de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

La visita a Julio V. Ruiz

Las personas contactadas tienen rasgos en común. Forman parte de un grupo de emigrados que llegaron a Estados Unidos siendo niños  y luego buscaron retomar los nexos con su país de origen, a pesar de la política de agresión de las administraciones norteamericanas.

El Dr. Julio V. Ruiz, un psiquiátra retirado de 71 años y residente en Miami, participó en los diálogos de 1978 que marcaron un punto de inflexión en las relaciones de la mayor de las Antillas con su emigración y se ha mantenido activo en la defensa de las relaciones con su país de origen.
El jueves de la semana pasada, dos agentes del FBI se presentaron en su casa.

“Estuvieron tocando en mi puerta por 15 minutos”, cuenta a Cubadebate V. Ruiz. “Yo no abría porque normalmente a esa hora 1:30 p.m. solo te tocan los Testigos de Jehová haciendo proselitismo. Mi calle es cerrada y hay solo seis casas”.

Cuando abrió se trataba de “un muchacho y una muchacha en sus 30’s, que ni siquiera preguntaron al yo abrir si era Julio V. Ruiz. Simplemente comenzaron diciendo que estaban haciendo una entrevista”.

“Al yo decirles que no estaba interesado en entrevistas, se identificaron como Agentes del FBI enseñando sus dos carnet con una placa dorada adentro”, añade.
De acuerdo con V. Ruiz, el un muchacho era origen cubano, por su acento en español, mientras su compañera parecía ser de origen puertorriqueño. “A todas estas quisieron hablar en Español, siendo yo bilingüe”.

Los oficiales hicieron varias preguntas durante cerca de media hora: ¿Cómo yo veía las relaciones entre Estados Unidos y Cuba? ¿Como creía que se podrían mejorar? ¿Qué creía que iba a responder Cuba en caso de que las relaciones empeoraran?

Pero la situación se puso más extraña cuando los agentes se interesaron en si V. Ruiz había tenido contacto con alguien del “gobierno cubano” o de la Embajada cubana en Washington.
“Les dije que yo conocía  personalmente al Embajador y al actual Cónsul”, señaló.
V. Ruiz (centro), junto al Embajador cubano en Washington (derecha), en una foto pública de la red social Facebook.
A V. Ruiz le pareció extraña la pregunta, ya que no es ilegal hablar con diplomáticos de cualquier país en Estados Unidos. “Aquí la Primera Enmienda de la Constitución es muy importante”.
“Es un poco extraño tener al FBI haciendo preguntas sobre eso”, coincide Elena Freyre. “Varios de nosotros estamos trabajando con los abogados de la ACLU (Sociedad American de Libertades Civiles) para proteger nuestros derechos”.

“En Estados Unidos no es un delito ser pro-normalización, pro-diálogo con Cuba”, dijo Howard Simon, director ejecutivo de la ACLU.

V. Ruiz señaló que los abogados recomiendan en ningún caso conversar con los agentes federales, por sus posibles implicaciones. “Si el presidente Trump no quiere y rehúsa hablar con ellos, por recomendación de su equipo de abogados, imagínate nosotros”.

“Los honorarios de un buen abogado aquí son una pequeña fortuna para algunos”, añadió.

El regreso de la Guerra Fría

A pesar del cambio en el ambiente anticubano de la Florida en los últimos años, algunos de los emigrados que mantienen una posición abiertamente favorable a las relaciones con La Habana todavía son objeto de escarnio por parte de elementos de ultraderecha.

Pero la intimidación por de agentes gubernamentales resulta una escalada que hace levantar viejas alarmas de la Guerra Fría.

“Creo que el momento no es casual; es parte de esta atmósfera de hostilidades que lamentablemente ha surgido de nuevo”, señaló Elena Freyre. “Hacía muchísimos años que este tipo de manipulación no sucedía”.

V. Ruiz recuerda cuando lo visitaron en casa de sus padres en 1998 por haber llamado a la entonces Oficina de Intereses de Cuba en Washington.

“¿Por qué se está recrudeciendo ahora?”, se preguntó. “Porque el Partido Republicano controla. La extrema derecha cubana es republicana. Tienen personas claves en el gobierno como Mauricio Claver-Carone, Marco Rubio, y toda la comparsa cubana”.
V Ruiz considera que la situación será aún peor los próximos dos años.

Otra Fuerza de Tarea contra Cuba

Folleto entregado por el FBI a una de las personas contactadas. Foto: Cubadebate
Uno de los acápites más insólitos de la visita del FBI a  V. Ruiz fue la mención de que los agentes eran miembros de una “Fuerza de Tarea Nacional” que investiga temas relacionados con Cuba.

Aunque Cubadebate no pudo confirmarlo, conoció reportes de que otras personas, sin ser de origen cubano, han sido contactadas en Nueva York y Washington para indagar sobre sus vínculos con La Habana.

Según el New York Times, los agentes dejaron folletos sobre el “proceso de elicitación”.
La elicitación es un término asociado a la psicología que se refiere al traspaso de información de forma fluida de un ser humano a otro por medio del lenguaje, pero que también se utiliza en temas de inteligencia.

“Como parte de sus deberes, el FBI regularmente y de forma abierta interactúa con miembros de las comunidades que sirve para desarrollar una confianza mutua respecto a combatir posibles actividades criminales o amenazas al público estadounidense”, señaló la agencia en un comunicado ante la petición de información del diario neoyorquino.

Sin embargo, no especificaron en qué forma afecta la seguridad nacional el hecho de que emigrados cubanos favorezcan una mejoría de las relaciones con su país de origen ni que mantengan contacto con diplomáticos debidamente acreditados en Estados Unidos.

viernes, 14 de septiembre de 2018

El nuevo ataque contra Siria que el mundo debe saber y denunciar


Terroristas del Frente Al–Nusra llevarán adelante un ataque con el uso de armas químicas contra menores, e inmediatamente culparán de ello al Ejército sirio y los colaboradores militares rusos e iraníes
Zona destruida en Siria Foto: Reuters
Jueves 13 de septiembre, 1:15 de la tarde en Siria. Todo hace indicar que está lista la escenificación de uno de los actos más horrendos: usando niños como conejillos de indias, los terroristas del Frente Al–Nusra, Cascos Blancos «fabricados» e instruidos por Londres y el apoyo logístico de Estados Unidos, llevarán adelante un ataque con el uso de armas químicas contra menores, e inmediatamente culparán de ello al Ejército sirio y los colaboradores militares rusos e iraníes.

Gran parte de la trama ya está debidamente montada. Se filmará todo, sin que aparezca ni una sola imagen de los enmascarados terroristas, ni el más mínimo sello de un arma con etiqueta norteamericana, británica o francesa. Y la comunicación con el exterior para divulgar las escenas está ajustada y grandes medios contratados. Rápidamente las «informaciones» surcarán el éter y el mundo conocerá de la «masacre» siria contra sus ciudadanos.

Ese es el corazón de esa horrible obra, descubierta y desnudada por los servicios de inteligencia rusos y sirios, y que ahora nos corresponde a todos denunciar ante el mundo.

Luego del Primer Acto, todo quedará listo para el siguiente, el que pudiera resultar definitivo. El que proyecta realizar bombardeos a territorio sirio desde distintas posiciones ya ocupadas por aviones, barcos, medios coheteriles y otros en tierra, por parte de Washington, Londres y París.
Los aplausos de aprobación por parte de los terroristas aparecerán como si estos fueran «pobres pobladores» de la nación árabe, contrarios al gobierno del presidente Bashar al Assad y a la colaboración rusa e iraní.

La televisión Al Mayadeen refería este jueves que los llamados «Cascos Blancos» ya escogieron a 22 niños sirios para escenificar un falso ataque químico en Idleb, para después acusar a Damasco.
Los niños que se usarán como «conejillos de indias» son huérfanos de campamentos de refugiados, cuyos padres fueron víctimas de los actos terroristas o los bombardeos norteamericanos.

De acuerdo con informaciones de Inteligencia, los niños se encuentran ya en un edificio de la prisión de Ikab, controlada por el grupo terrorista Frente Al-Nusra.

Declaraciones del canciller francés, Le Drian, dan cuenta de que en esa zona del territorio sirio se han concentrado entre 10 000 y 15 000 terroristas, y –por supuesto– «alertó que un ataque de las fuerzas militares sirias contra la provincia de Idleb, pondría en riesgos el “mañana”, debido a la huida de muchos de esos terroristas hacia territorios de países europeos»
.
Lo que suceda allí en las próximas  horas pudiera marcar el futuro en las relaciones internacionales  y ojalá no cruce la línea roja que pueda implicar una confrontación militar con componentes foráneos y consecuencias impredecibles.